La Geotermia es la energía almacenada en forma de calor por debajo de la superficie sólida de la Tierra. Se diferencian dos grandes áreas de actuación:

  • Energía geotérmica de Alta Entalpia: Generación eléctrica,   Usos directos, district heating.
  • Energía Geotérmica de Baja Entalpía: Climatización mediante bomba de calor geotérmica, usos de calentamiento en procesos industriales, invernaderos, piscinas, piscifactorías…

¿Por qué Geotermia?

GEOTERMIA

El 99% de nuestro planeta está a una temperatura superior a 1000ºC, pudiendo decir igualmente que el resto se encuentra a una temperatura más caliente que 100ºC. Esta cantidad de energía es desde una perspectiva humana, inagotable y adecuada para intentar resolver una gran parte de nuestros problemas energéticos.

Comparando con la energía que el sol emite anualmente a nuestro planeta en forma de radiación solar, la tierra ha ido acumulando cantidades ingentes de energía. Parte de este calor es igualmente reflectado al universo, pero un alto porcentaje de dicha energía es absorbida por la tierra.

La península Ibérica es una zona con una alta radiación solar, lo que hace que la temperatura del terreno a partir de dos metros de profundidad hasta los ciento cincuenta metros sea relativamente alta y constante, alrededor de los quince grados.

Por este motivo podemos considerar el subsuelo a estas profundidades como una fuente de calortotalmente inagotable y renovable.

Mediante un sistema de captación adecuado y una bomba de calor, podemos transferir este calor de esa fuente (subsuelo) que está a unos 15ºC a otra de 50ºC, para ser utilizada en calefacción o para la producción de ACS. Esta misma bomba puede además absorber el calor del ambiente y transferirlo al subsuelo a través del mismo sistema de captación. Este sistema puede solucionar la calefacción y la refrigeración, disponiendo la vivienda de un único sistema para su climatización.

PRINCIPIOS DE FUNCIONAMIENTO DE LAS BOMBAS DE CALOR

La bomba de calor debe su denominación al hecho que permite “bombear” calor de una Fuente Fría a una Fuente Caliente. Utilizando un símil hidráulico simboliza el bombeo de líquidos desde una posición geodésica a otra a mayor altura, consumiendo energía mecánica, que es suministrada por motores eléctricos, en la mayoría de los casos.

Básicamente la bomba de calor funciona como un frigorífico, pero al revés.

El frigorífico roba a los alimentos el calor y lo libera al ambiente desde su lado posterior. La bomba de calor saca calor de un “ambiente frío” y lo eleva hasta un nivel de temperatura suficiente para calentar su casa.

El sol suministra el 75% de la energía necesaria en forma de calor ambiental.

Utilizando esta fuente de energía y con sólo un 25% de energía de accionamiento las bombas de calor climatizan (calentando o refrigerando) viviendas unifamiliares o edificios en altura, oficinas, naves industriales o instalaciones deportivas, de manera confortable, limpia y respetuosa con el medio ambiente.

¿Caliente o frío?

La bomba de calor se sirve de un calor que está por debajo de la temperatura del cuerpo humano y por eso se percibe como frío. Si salimos de un agua helada y entramos en otra que está templada a 10ºC, nos parecerá agradable y caliente. En caso contrario lo tenemos cuando al salir de la sauna nos duchamos con agua a 20ºC, y sin embargo nos parecerá extremadamente fría.

La bomba de calor convierte el calor de baja temperatura (por ejemplo aire a 10ºC) en calor de una temperatura mayor (por ejemplo, agua para a 35ºC para un sistema de calefacción), capaz de calentar una habitación a unos agradables 22ºC.

Incluso a temperaturas bajo cero puede encontrarse calor suficiente para calentar con una bomba de calor.

¿Cómo funciona la bomba de calor?

La bomba de calor cuenta con un circuito cerrado de tuberías en las que circula un líquido operativo, que realiza un ciclo termodinámico, el cual se va evaporando, comprimiendo, condensando y expandiendo.

Durante todos estos procesos se cede calor, que va siendo absorbido por el agua del sistema de calefacción. El truco técnico radica en que el líquido operativo utilizado es capaz de evaporarse a bajas temperaturas como las de la tierra, el agua o el aire, y se condensa de nuevo a temperaturas altas.

Todo el proceso se mantiene con la ayuda de un motor eléctrico, que es el que acciona el compresor.

TIPOS DE BOMBAS DE CALOR

La bomba de calor depende del sol directa, única y exclusivamente. En realidad funciona con el calor que se acumula en la tierra, en las aguas subterráneas y en el aire. Con este sistema pueden alimentarse los sistemas de calefacción de todas las casas unifamiliares y plurifamiliares de modo ecológico, economizando energía y respetando el medio ambiente.

Serán nuestros expertos los que le indicarán cuál es la fuente de calor más adecuada, dependiendo de las condiciones del lugar, el emplazamiento del edificio y las necesidades de los usuarios.

Fuentes de calor

  • La tierra
  • El agua subterránea
  • El aire

La tierra

La tierra es un acumulador de calor excelente, ya que su temperatura permanece de manera relativamente constante a lo largo del año, entre 8 y 12ºC.

Estas bombas de calor recogen el calor del subsuelo por medio de sondas, colectores o espirales geotérmicos.

Sondas geotérmicas

Las sondas geotérmicas son la forma más difundida de aprovechar el calor de la tierra, pudiéndose usarse casi en cualquier suelo o latitud. Pueden instalarse en cualquier lugar, excepto en humedales protegidos.

Nuestros especialistas en perforación le indicarán el número de pozos y los metros necesarios hasta profundidades de unos 150 m,  para introducir las sondas verticalmente. Normalmente están formadas por dos tubos de plástico en forma de “U”, por lo que circula el líquido operativo.

Una bomba de circulación empuja el líquido operativo a través de las sondas, el cual irá absorbiendo el calor del subsuelo y lo lleva hasta el evaporador.

Colectores geotérmicos

Son sistemas de tuberías serpenteantes que se instalan en horizontal bajo tierra, para captar el calor del sol acumulado en ella por medio de un líquido operativo protegido contra la congelación. Se necesitan grandes áreas de terreno para poder realizar dicha instalación, el calor extraído por las bombas representa tan sólo un pequeño porcentaje de toda la energía que la radiación solar alimenta al suelo, de modo que su aprovechamiento no perjudica el crecimiento de las plantas.

Espirales geotérmicas

Otra alternativa para aprovechar el calor del suelo son las sondas en forma de espiral, que se entierran en agujeros verticales o excavados de 2 hasta 4 metros de profundidad. La distancia entre espirales es de unos 4m.

El agua subterránea

El agua del subsuelo también es un buen acumulador de calor solar y ofrece unas condiciones ideales para el funcionamiento de las bombas de calor. Hasta en los días más fríos del año su temperatura no desciende por debajo de los 7 – 12ºC.

El agua se recoge del subsuelo por medio de un pozo de extracción y se dirige al evaporador de la bomba, donde se absorberá su calor.

Una vez enfriada, el agua se devuelve a través de un pozo de retorno.

Si queremos utilizar esta fuente de calor, deberemos contar con los permisos necesarios para el aprovechamiento de los acuíferos subterráneos.

El aire

El aire como fuente de energía está presente en todas partes. El aprovechamiento del calor en él acumulado no requiere grandes obras. El sistema está formado por ventiladores que dirigen el aire del exterior al evaporador, dónde se cede el calor que contiene.

Como el rendimiento de la bomba empeora al bajar la temperatura ambiental, la unidad está equipada con una resistencia eléctrica, que sólo entrará en funcionamiento en los días más fríos del año.

Existe una cuarta fuente de calor constituida por una serie de tuberías integradas en edificios de hormigón, ya que el hormigón conduce muy bien el calor, acumulando primeramente la radiación solar y luego derivando el calor a dicho sistema.

VENTAJAS FUNDAMENTALES DE LAS BOMBAS DE CALOR

Existen argumentos suficientes para inclinarnos por la instalación de bombas de calor. Las bombas de calor son un sistema de calefacción lo suficientemente maduro como para formar parte de un numeroso grupo de fabricantes. Desde Geoter siempre queremos ofrecerle el sistema más adecuado a sus necesidades reales.

Las bombas de calor son económicas desde el punto de vista de la instalación y respetuosas con el medio ambiente.

A continuación les señalamos los argumentos fundamentales de la utilización e instalación de bombas de calor:

  1. Las bombas de calor son el sistema de calefacción del futuro.
  2. Las bombas de calor funcionan sin combustibles peligrosos.
  3. Las bombas de calor reducen los costes de operación (alrededor de un 50% de disminución frente a los actuales, no son ninguna excepción).
  4. Las bombas de calor necesitan electricidad (igual que el resto de sistemas alternativos) para su accionamiento. En determinadas instalaciones pueden estar conectadas a un grupo electrógeno.
  5. Las bombas de calor no emiten ningún tipo de gas contaminante a la atmósfera.
  6. Las bombas de calor no necesitan ningún tipo de depósito, almacenamiento para combustible ni conducto de salida de gases.
  7. Las bombas de calor están apoyadas por financiaciones o subvenciones ofrecidas por las agencias energéticas de las Comunidades Autónomas.
  8. Las bombas de calor se amortizan en un corto período de tiempo.
  9. Las bombas de calor incrementan el valor de los inmuebles.
  10. Las bombas de calor disminuyen hasta en un 80% la utilización de combustibles sólidos.
  11. Las bombas de calor utilizan energías alternativas, calor del subsuelo o del aire ambiental.
  12. Las bombas de calor pueden instalarse tanto dentro como fuera de los edificios.
  13. Las bombas de calor no necesitan ninguna instalación de chimenea.
  14. Las bombas de calor no necesitan control de emisiones de gases.
  15. Las bombas de calor no requieren ni necesitan un mantenimiento complicado.
  16. Las bombas de calor no emiten ruidos ni vibraciones.
  17. Las bombas de calor no requieren grandes superficies para su instalación.
  18. Las bombas de calor pueden utilizarse también para refrigerar.
  19. Las bombas de calor disminuyen las emisiones de CO2 en un 30% frente a las instalaciones de gas natural.
  20. Las bombas de calor son sencillas de manejar.

Fuente      http:// www.geoter.es